¿Qué es un ajuste contable?

Ajustar una cuenta es hacer coincidir el saldo de una cuenta con el valor real que la misma representa. Es una regularización que tiene que hacer la empresa, habitualmente a cierre de ejercicio, para imputar de forma correcta los ingresos, gastos, activos y pasivos a sus ejercicios correspondientes.

En otras palabras, los ajustes contables son alcances y regulaciones que se realizan a diferentes cuentas, generalmente, al finalizar un período contable, con el propósito de obtener saldos debidamente actualizados.

Los ajustes se pueden clasificar en:

  • Ajustes acumulados: Se caracteriza porque la cuenta caja o bancos e mueve con posteridad a la fecha del balance. Los ajustes acumulados son de rentas y gastos.

Ajustes acumulados de Rentas: Se ha prestado algún servicio pero no ha sido cobrado. El registro contable se realiza se presta el servicio, debitando una cuenta de activo corriente llamada acumulado por cobrar y acreditando una cuenta de Renta.

Ajustes acumulados de Gastos: En este caso, primero es el gasto, y después se realiza el pago. Cuando no se paga con tiempo, se registrará el Gasto al debe y la Cuenta por Pagar al haber, a esta nueva cuenta se denomina Acumulado por pagar, anteponiéndose el del gasto realizado, por lo tanto el gasto acumulado genera una cuenta de pasivo llamada Aculada por Pagar.

  • Ajustes Diferidos: Es cuando las cuentas caja o bancos se han movido con anterioridad a la fecha del balance, o sea, antes de haber recibido o entregado el servicio. Aquí también son de: Rentas y Gastos.

Ajustes Diferidos de Rentas: Cuando el dinero fue recibido antes de entregar un servicio y se irá devengando de acuerdo a como se vaya entregando.

Ajustes Diferidos de Gastos: Cuando se ha pagado antes de recibir un servicio, esto creará una cuenta de activo diferido que se irá devengando según se vaya recibiendo el servicio.

  • Depreciaciones: Desgaste o pérdida de valor constante que sufren los activos fijos por el uso en el caso de muebles o funcionamiento hablando de carros o máquinas.
  • Método de línea recta:

Su cálculo es sencillo, se considera que el activo fijo se desgasta en igual valor cada período contable, se aplica la siguiente fórmula:

DA = (VA-VR)/n

- Si se requiere su cálculo en meses, se aplica la siguiente fórmula:

Dm = (DA)/n

- Si se requiere en días:

Dd = (DA)/360

DA = Depreciación anual

VA = Valor de Adquisición

VR = Valor Residual

n = Tiempo de vida útil del activo fijo

Dm = Depreciación mensual

Dd = Depreciación diaria

  • Método Legal: Se aplica el porcentaje establecido por el SRI para los activos fijos, de acuerdo a la naturaleza del bien y se aplica la siguiente fórmula:

DA = (VA-VR)%

- Si es necesario el cálculo en meses, la fórmula es:

Dm = ((VA-VR)%)/12

- Si se requiere su cálculo en días, se aplica la siguiente fórmula:

Dd = ((VA-VR)%)/360

DA = Depreciación anual

VA = Valor de Adquisición

VR = Valor Residual

% = Porcentaje de depreciación dado por el SRI

Dm = Depreciación mensual

Dd = Depreciación diaria

  • Amortizaciones: Cuota fija que se establece a un gasto anticipado que no puede ser imputable en un solo periodo contable, de esta manera se puede dividir el gasto en función al tiempo estipulado por la ley, que por lo regular se considera el 20% anual o 5 años para la amortización.
  • Inventarios: Llamados también ajuste de regulación. Reflejan contablemente el inventario físico al final de un periodo contable, en lo que se refiere a mercaderías el propósito es determinar la Utilidad Bruta en Ventas.
  • Provisiones: Cuentas especiales a manera de reserva para provisionar futuras eventualidades, así como las cuentas incobrables.


  • ¿Te ha parecido útil esta información?
  • Si
  • o
  • No

Comienza tu Mes Gratis

Prueba todas las características de Actiun sin limitaciones