¿Qué es un activo?

Un activo representa todos los bienes y derechos de una empresa, adquiridos en el pasado y con los que esperan obtener beneficios futuros. Los activos de las empresas varían de acuerdo con la naturaleza de la actividad desarrollada.

El activo se divide en dos partes:

Activo no corriente o fijo: en este grupo se incluyen aquellos bienes y derechos que se mantendrán en la empresa durante más de un año. No se adquieren para su venta o comercialización. Ejemplos de activos no corrientes serían la maquinaria o bienes inmuebles.

Activo corriente o circulante: aquí se incluyen los bienes y derechos que permanecerán en la empresa menos de un año, es decir, se adquieren con el fin de venderlos o consumirlos a corto plazo. Un ejemplo serían las existencias.

Un activo de una empresa puede perder valor con el paso del tiempo. Esta pérdida de valor por su uso o por vida del activo se conoce como depreciación. Con ello, se intenta calcular cuál es su pérdida de valor. Cuando se da esta situación, se habla entonces de activo depreciable. Es importante notar que no todos los activos son depreciables, únicamente los activos fijos, también conocidos como inmovilizado. Asimismo, el tiempo o el uso no son las únicas causas de su pérdida de valor. Puede deberse también a la obsolescencia tecnológica.




  • ¿Te ha parecido útil esta información?
  • Si
  • o
  • No

Comienza tu Mes Gratis

Prueba todas las características de Actiun sin limitaciones